Nuestro próximo reto

Mi nombre es Alba Rocío Simón López, 2ª refutadora del equipo participante en Jóvenes Promesas Almería, y me gustaría hablar sobre nuestro próximo reto.

Tras haber participado en el torneo provincial de Jóvenes Promesas, donde estuvimos debatiendo si era necesario limitar el consumo de carne para evitar el cambio climático (tema un tanto arriesgado y complejo, pero del que disfrutamos y aprendimos muchísimo), ahora nos enfrentamos a un nuevo reto, eso sí, si tenemos la suerte de clasificarnos y podemos participar en Jóvenes Promesas Global.

El nuevo reto es el siguiente: ¿Nos prepara la Educación para solventar retos globales?

Sin duda es un tema muy amplio y nos hace cuestionarnos sobre cuáles son esos retos globales. Mi equipo y yo estuvimos comentando, cuando nos enteramos del reto, que tendríamos que decidir cuáles serían, en nuestra opinión, esos retos globales.  Y claro, antes de pensar en cuáles serían esos retos, decidimos reflexionar primero sobre el témino “global”, adjetivo que según la Rae, significa que está tomado de un “conjunto”, en este caso el conjunto podría ser la sociedad, en general. Y también puede significar que está relacionado con el planeta, con el globo terráqueo. En este sentido, esos retos estarían relacionados con el planeta en su totalidad.

Finalmente hemos decidido ir paso a paso y yo personalmente quiero reflexionar sobre este reto valorando todo lo que, en este momento,  la Educación me aporta a mí en particular, y a mi entorno más cercano, que abarcaría a mis compañeros.

El hecho de que empiece a reflexionar partiendo de unos referentes tan concretos es porque, de algún modo, mis compañeros y yo estamos  implicados en este reto, nuestro futuro depende de lo que la Educación nos aporte, de la preparación que tengamos; por tanto, consideramos que es un tema que nos va a abrir los ojos y nos va a dar las claves para saber lo que queremos en nuestro futuro.

Mi primera reflexión al respecto de lo que en este momento me aporta la Educación es que este curso académico ha sido más interactivo con el alumnado,  al menos es lo que estoy percibiendo, ya que los profesores intentan formarnos pensando en nuestro futuro y en lo que nos vamos a encontrar al otro lado, tras las puertas del instituto, una vez que finalicemos esta etapa. Y digo que nos forman pensando en nuestro futuro porque buscan herramientas que nos ayuden en este propósito. Me estoy refieriendo  al hecho de que el instituto haya apostado por utilizar el debate en el aula con esta finalidad y, sin duda, es una herramienta eficaz. Aunque no seamos capaces de darnos cuenta desde el primer momento de todo lo que puedes mejorar, nos ayudará en muchos aspectos (mejorar la comunicación lingüística, tener capacidad crítica, saber escuchar, etc.) y algo también muy importante, creceremos individualmente.

Muchas personas no se sienten preparadas para este reto, o lo que es peor, les hacen creer que no valen para ello. Un gran ejemplo es el de una compañera china que ha superado las expectativas del público y, lo más importante, las suyas propias. Ese momento en el que animas a alguien que se derrumba al pensar que le salió mal por el miedo y la desesperación de haber luchado con todas sus fuerzas, te hace darte cuenta de que, con cosas que parecen insignificantes, podemos lograr muchísimo. Me siento orgullosa de mi compañera y amiga, porque a pesar de no dominar el idioma, se ha esforzado mil veces más y ha superado a cualquiera de los que hablan en español.

Yo soy una persona tímida, aunque no lo parezca, y cada vez que tengo que debatir tiemblo, sudo… ¡Y es normal! Lo importante es la superación y la felicidad al darte cuenta de que has dado lo mejor de ti a pesar de los nervios. Los aplausos, tus amigos diciendo que lo has hecho genial, tus profesores dándote la enhorabuena, etc. ¡Todo merece la pena!

Todos deberíamos vivir esta maravillosa experiencia porque nos proporciona sensaciones y conocimientos que solo puedes experimentar con la práctica y no con la teoría. Y a pesar de cómo podamos pasarlo frente a tantas personas, los nervios y el estrés que genera, deseamos participar en Jóvenes Promesas Global, ya que mi equipo y yo lo hemos dado todo por nuestra superación personal, y eso es lo que realmente importa.

DEBATIENDO EN EL IES MAR SERENA

Los alumnos y alumnas del IES Mar Serena contaremos nuestras experiencias como debatientes tanto en los debates en el aula que organiza el profesorado del centro, como en los distintos torneos en los que participamos. Ahora nuestro objetivo es participar en Jóvenes Promesas Global, y con este propósito iniciamos este blog: ¡A DEBATIR!

Mi  nombre es Francisco Jiménez Velázquez, soy el primer refutador del equipo de 1°de Bachillerato representante del IES Mar Serena, participante en el Torneo de Jóvenes Promesas Almería.

Si tuviera que resumir mi experiencia en Jóvenes Promesas en unas palabras estas serían : una experiencia inolvidable .

Los debates son algo que,a mi criterio, deberían estar a la orden del día, ya que estos ayudan muchísimo a que se cree una actitud crítica en los debatientes y no solo eso, sino que ayuda a adquirir una gran agilidad mental, ya que en los casos de los refutadores deben pensar una respuesta lógica , contundente y que consiga convencer al público y, sobre todo, al jurado.

Dejando mi opinión de lado, os voy a contar cómo fue mi experiencia en el torneo Jóvenes Promesas, donde participamos hace apenas un mes y medio, en la fase provincial.

Todo comenzó cuando estábamos de camino a la sede donde iba a celebrarse el evento en El Ejido (Almería).Cuando llegamos lo cierto es que estábamos muy asustados, ya que había algunos institutos que intimidaban bastante, ya sea por su forma de vestir o porque rebosaban experiencia. Pero solo fue la primera impresión. Comenzó el primer debate y con esto nuestra primera participación en una competición de debate. Una vez que este finalizó, nos dimos cuenta de que ya sea por talento, suerte o trabajo lo hicimos muy bien; pero también nos dimos cuenta de algo mucho más importante, y esto era que nos lo estábamos pasando genial. Después llegó nuestro segundo debate y esta vez mucho más convencidos de nosotros mismos, comenzamos este con más fuerza. Cuando finalizó no estábamos tan contentos, ya que no salió tan bien como quisimos, pues nuestro nivel de exigencia ya era mayor. Tras el descanso para almorzar, los organizadores anunciaron los resultados y, para nuestra sorpresa, habíamos pasado a semifinales y éramos primeros de grupo.

Llegaron las semifinales, los cuatro integrantes del equipo estábamos muy cansados, pero cuando anunciaron el resultado de este debate,  todo ese cansancio se transformó en ánimo, ilusión y confianza: pasamos a finales cuando nuestras expectativas no eran más que ver cómo era la experiencia.

La ansiada final había llegado, SEK Alborán contra IES Mar Serena; aquí  el talento, la experiencia y la preparación del equipo rival, y ahora amigo, se hizo notar ganándonos en la final, pero eso sí, no nos fuimos sin luchar hasta el último segundo.

Sin duda una experiencia apasionante y muy enriquecedora .